El Poder de la Situación

 
00:00

Este documental resume los experimentos sociales con mayor prestigio a día de hoy. Se trata de los experimentos de Lewin, Milgram, Asch y Zimbardo, en el que nos muestran, cómo somos los seres humanos moldeados por la situación y el contexto que nos rodea. (Obediencia ciega, Autoridad, Liderazgo, Conformidad y la Dependencia situacional).

 

Liderazgo


El primer experimento mostrado en El poder de la situación está relacionado con la influencia del líder en un grupo social. El objetivo era observar qué tipo de liderazgo haría funcionar mejor al grupo. Se sometió al grupo a tres tipos de líderes: tiránico, anárquico y democrático.
  • Dictador: el grupo trabajó correctamente cuando debía pero dejaba de hacerlo cuando el líder no miraba. Además los miembros del grupo mostraban constantemente un comportamiento agresivo y hostil.
  • Anárquico: la libertad absoluta le sentó bastante mal al grupo, nadie hacía nada.
  • Democrático: el más favorable para el funcionamiento del grupo, dar la iniciativa a cada individuo es la mejor estrategia para mejorar la eficacia del trabajo.

Este resultado fue bien recibido, pues demostraba que el sistema político ideal no era el fascismo que se había impuesto en Europa durante los años 30 sino el democrático.

Sin embargo, hay una enseñanza fundamental más pesimista en el experimento: no importó el tipo de individuos que integraban el grupo, su funcionamiento dependió exclusivamente del comportamiento del líder. La conducta individual, por tanto, puede ser manipulada por factores externos de un modo inimaginable.

 

Conformidad


El siguiente experimento sirve para demostrar la tesis anterior. Es un experimento de conformidad. Se escoge a un individuo y se le pide participar en un test de percepción. En el test participan además otros sujetos a los que se ha pedido que, ante una determinada figura, digan un auténtico disparate. Más del 70% de los sujetos desprecian el sentido común y prefieren unirse a la respuesta errónea de la mayoría. Y los que no lo hacen se sienten muy incómodos al disentir con el grupo.

 

Obediencia ciega


¿Hasta dónde puede llegar nuestra tendencia a la obediencia y la conformidad? El experimento que relatamos a continuación revela que hasta límites bastante crueles. Se elige a un sujeto y se le propone participar en un experimento para mejorar la memoria. Se le pide que de descargas eléctricas a otro individuo cuando sus respuestas sean erróneas. Las descargas eléctricas son muy suaves en un principio pero a medida que avanza el experimento van siendo cada vez más potentes. Las más severas pueden producir daños irreversibles e, incluso, la muerte.

¿Qué harías tú? ¿Llegarías hasta el final para obtener el beneplácito de los señores con bata que dirigen el experimento? ¿O te detendrías al oír los gritos del torturado? El caso es que más de 2/3 de los individuos llegaron hasta las descargas mortales. Ningún sujeto se atrevió a levantarse para ayudar a la víctima sin pedir permiso a los científicos. Parece, por tanto, que la obediencia ciega es parte de la naturaleza humana.

 

Atribución fundamental


Habitualmente culpamos a los individuos de determinados comportamientos violentos o agresivos cuando, en realidad, es la situación social la causa directa de su conducta. A este error se le denomina error de atribución fundamental. El experimento siguiente es un claro ejemplo de este tipo de error. En la Universidad de Stanford se escogió a algunos estudiantes para participar en un simulacro de prisión. Todos estaban sanos y eran personas equilibradas. Sin embargo, cuando se vistieron de uniforme, pudieron utilizar la porra y vieron a sus compañeros convertidos en presos no pudieron evitar los comportamientos sádicos y crueles. Desapareció la distancia entre la personalidad individual y el papel asignado. Buenos chicos se convirtieron, o bien en guardianes torturadores, o bien en presos sin un gramo de rebeldía. Nadie fue capaz, entre los presos, de pedir abandonar el experimento. Esta simulación explica muy bien qué significa la conformidad y el error de atribución fundamental.

 

#Publicaciones: 


1 comentarios
27/06/2016 - 12:32

¿Todo el mundo decide por ti? ¿Tú voz no vale nada?
La Xarxa GAM: un ejemplo de autogestión de la salud mental
La Xarxa GAM: un ejemplo de autogestión de la salud mental