Mejorar es solo para inconformistas